miércoles, 4 de julio de 2012

La anemia, mi peor enemigo

Tras dos entrenos con malas sensaciones, el lunes disfruté mi running time. Fueron unos relajantes 50'. Ayer me tocaba revisión médica y no quería forzar demasiado la máquina. Me dediqué a correr con calma, desatendiendo los tiempos en la carrera.


Mis auriculares. Imprescindible buena música

El resultado final fue una tirada generosa, oteando el Garmin sesgadamente y disfrutando del recorrido.

Ayer me dieron los resultados de la analítica. Ya lo veía venir, la anemia parece no darme tregua y me obligará a realizar tiradas similares, sin grandes esfuerzos, uniformes y coincidentes. Nada de cuestas, ni series, ni esfuerzos intensos. La anemia es mi mayor enemigo y me arruina el entrenamiento cuando menos me lo espero. Pero de momento, no abandono el running. Esta vez no. 

En dos meses tengo de nuevo la revisión. Será entonces, en septiembre, cuando me plantearé si seguir con un simple mantenimiento o, si todo va mejor, planificar una temporada progresiva de carreras. Mientras tanto, tratamiento y buena alimentación para poder mantener tres o cuatro días de tiradas largas.

Rendirse jamás.


Por Loles Martínez López

4 comentarios:

Buscando Camino dijo...

Ánimo!! a ver si te da tregua y te deja seguir corriendo que se nota que lo disfrutas! Un beso!

Nombre: Loles Martínez López dijo...

Ojalá. Ya iré posteando mis entrenos, que espero sean muchos y de buena calidad. Eso será señal de que, esta vez, he ganado la partida :-)

Muchas, muchas gracias. Un abrazo.

Tomás Soria (Tomypeck) dijo...

Never give up, Loles, es el motto que llevo en mi pulsera de identificación.

Nombre: Loles Martínez López dijo...

Never give up

Mi objetivo principal :-)